Dias
Horas
Minutos
Segundos

Internacionales

Blinken insta a Centroamérica a ayudar a los migrantes y señala preocupaciones sobre la democracia

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó a los gobiernos centroamericanos a hacer más para ayudar a contener la inmigración ilegal y expresó su preocupación por la salud de la democracia local y los derechos humanos durante una visita a la región el martes (1 de junio).

En una conferencia de prensa conjunta con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, Blinken dijo que Estados Unidos quería escuchar a sus socios en la región sobre su compromiso compartido para manejar las presiones migratorias.

"La buena gobernanza es crucial para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades de este momento y, sin embargo, nos encontramos en un momento en el que la democracia y los derechos humanos están siendo socavados en muchas partes de la región", dijo Blinken a la prensa.

Blinken citó la erosión de la independencia judicial, la represión de los medios independientes y las ONG, así como la supresión de los esfuerzos anticorrupción para ilustrar su punto, y señaló que Estados Unidos también había sufrido sus propios reveses.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha estado bajo presión para reducir un fuerte aumento de la inmigración indocumentada en la frontera entre Estados Unidos y México desde que asumió el cargo en enero.

La cooperación regional para abordar el tema es ahora más importante que nunca, dijo Blinken, quien viajó a Costa Rica, para sostener conversaciones con líderes de Centroamérica y México.

Muchos inmigrantes detenidos en la frontera de Estados Unidos provienen de tres países centroamericanos violentos y empobrecidos, Guatemala, Honduras y El Salvador, a los que Washington ha prometido ayuda a cambio de compromisos para mejorar la gobernanza local.

Lee también: Guatemala participa en la reunión del SICA con Estados Unidos

Ese impulso se ha visto empañado por la preocupación por la corrupción, el amiguismo, los signos de autoritarismo y los esfuerzos por bloquear el nombramiento de jueces con antecedentes de lucha contra la corrupción.

Estados Unidos ha prometido ayudar a los países más pobres en la lucha contra el COVID-19 con vacunas, y Blinken dijo que el gobierno en la próxima semana establecerá planes sobre cómo se distribuirán millones de dosis.