Publicado

el

Ella es doña Claudia quien año con año tiene que vivir la misma historia, ya que el río Shutaque se desborda a consecuencia de todas las quebradas que desembocan en él y afecta el local que alquila desde hace siete años.

En esta ocasión las pérdidas fueron mayores a otras veces ya que la mayoría de sus electrodomésticos quedaron inservibles.

Doña Claudia dijo que durante la última semana se inundó en tres ocasiones su negocio, mismo que ha mantenido a flote junto a su familia para salir adelante por lo que a pesar de querer hacer algo por rescatar sus pertenencias, no lo lograron.

De acuerdo con las autoridades municipales, alrededor de 15 comercios resultaron afectados, quienes desde primeras horas del día limpiaron el desastre y por lo menos 10 viviendas sufrieron daños en su estructura a consecuencia del desbordamiento del río el pasado lunes.