Publicado

el

Este martes se presentó al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la ciudad altense el ciudadano Orlando Guzmán, quien es señalado de matar a tres perros, dándoles alimentos con veneno el pasado domingo 22 de enero. 

Guzmán fue captado por una cámara de seguridad donde se observa que deja el alimento al alcance de los perros, quienes se indicó son callejeros pero son cuidados por vecinos de la colonia La Floresta. 

El hecho causó indignación en la ciudadanía, quien realizó manifestaciones y exigió justicia para detener el maltrato animal, además la emprendieron contra una cadena de panaderías, ya que Guzmán es hijo del propietario de dicho negocio. 

Tras la presión mediática y de la ciudadanía, el sindicado decidió ponerse a disposición de las autoridades. 

«Una mala reacción de mi parte, después de ser atacado durante algunas veces, pero creo que eso no es un justificante para mi accionar. Mi accionar estuvo mal, fue incorrecto y yo asumo la responsabilidad de mis acciones y le pido a la población una disculpa por mi mal actuar», señaló Guzmán.

El sindicado también indicó que trabajará con asociaciones que velan por el bienestar animal para mejorar la situación de los perros callejeros. 

Guzmán indicó que la empresa familiar no es responsable de sus actos y pidió a la población que cesen los ataques en contra de trabajadores.

«Hay algunos videos circulando donde algunas personas, que por ser trabajadores de Xelapan fueron golpeados. Le pido a la población que los deje tranquilos, ellos son inocentes», puntualizó.

Con información de Salvador Mendizábal

Publicidad

Top Noticias