Entretenimiento

¿Sabías qué las manías japonesas no surgieron en el país asiático? Aquí te contamos su origen

Publicado

el

Las llamadas manías japonesas se han convertido en una de las botanas más tradicionales en Latinoamérica, pero alrededor de este producto surgen algunas dudas como ¿de qué están hechas? y ¿por qué se llaman así?

Su historia se remonta al finalizar la Segunda Guerra Mundial, hecho que marcó el trayecto de diferentes naciones de todo el mundo, pues soldados o personas exiliados tuvieron que buscar un nuevo hogar en regiones donde podrían estar más seguros, y entre estos se encontraba la persona que inventó las manías japonesas.

Por su nombre se pensará que es un producto que nació en Japón, sin embargo, no es así, sino que la idea comenzó en las calles de la Ciudad de México retomando raíces de Japón.

¿Cuál es la historia de las manías japonesas y su nombre?

De acuerdo con el escritor Aurelio Asiain , el precursor de las manías japonesas fue el japonés Yashigei Nakatani, quien llegó a México en 1932 con el objetivo de trabajar en la empresa El Nuevo Japón elaborando botones de concha.

La tienda era una competencia para grandes almacenes como Liverpool y Palacio de Hierro, pues ofrecía una gran diversidad de productos para la población mexicana. Pero, a diferencia de sus rivales, gran parte de sus empleados eran japoneses, por lo que Yashigei Nakatani tuvo la oportunidad de viajar a México en busca de un mejor futuro.

Todo parecía marchar de forma adecuada hasta que la Segunda Guerra Mundial estalló y México se encargó de cerrar todas las tiendas de El Nuevo Japón. Ante esto, Nakatani quedó desempleado y comenzó a buscar una forma de obtener ingresos para no tener que regresar a su país natal, pues también había formado una familia con Emma, una mujer mexicana.

De esta forma, Nakatani aprovechó sus habilidades que había desarrollado como cocinero dentro de las tiendas El Nuevo Japón y dio origen a las famosas manías japonesas.

La botana estaba inspirada en una receta que anteriormente había elaborado en una fábrica de muéganos ubicada en Sumotoshi, pueblo en el que nació, fue así que combinó lo salado del maní con la dulce cubierta que empleó.

La pareja consiguió rentar un pequeño local entre las calles de La Merced, donde poco a poco sus manías con cobertura dulce se popularizaron entre la población mexicana.

Comerciantes tanto del mercado de La Merced como de la Central de Abastos acudían al local de Nakatani y su esposa Emma para poder revenderlos en sus zonas de comercio, y eran conocidos de forma popular como manías japonesas en relación al origen de su creador.

Finalmente, la venta de las manías japonesas se expandió por todo el territorio mexicano llegando a cruzar fronteras.

Lea también: Mujer cambió su rol de abuela que cuida nietos a 'mochilera'

¿De qué están hechas las manías japonesas?

Otra de las preguntas que surgen alrededor de las manías japonesas es de qué están hechas y todos los ingredientes que se utilizan para poder elaborarlas.

De acuerdo con los testimonios de la familia y al sitio Discover Nikkei, la botana está compuesta de cacahuates bañados en harina de trigo, almidón de maíz, jarabe de azúcar, grasa vegetal, agua, sal, bicarbonato de sodio y salsa de soya.

Con información de adn40.mx