Entretenimiento

Ana María Orozco revela el lado oscuro de Yo Soy Betty, La Fea

Publicado

el

Fue una de las producciones más exitosas que ha dado Latinoamérica y actualmente se mantiene como una de las series más vistas, tal y como quedó demostrado en una plataforma de streaming donde estuvo en el top 10 de visualizaciones en varios países.

Sin embargo, no hay historia que no haya tenido sus adversidades y este es el lado oscuro de Yo Soy Betty, La Fea de acuerdo con Ana María Orozco.

Desde su estreno en 1999 hasta la finalización en 2001 Betty se transformó en un fenómeno enorme y cambió el día a día como la vida posterior de sus intérpretes.

El caso de Ana María Orozco es el ejemplo máximo de la situación pues pasó a ser súper reconocida en Colombia como en el continente, pero recientemente la argentina comentó que tuvo momentos que fueron complicados.

"No fue fácil, el casting estaba dividido en dos partes: una era la fea y después la linda. No se sabía cómo iba a ser ese cambio, era muy arriesgado una protagonista fea, pero esa fue la parte difícil. En la linda ya eran unas mujeres divinas haciendo casting, fue la parte donde dudaban y después de ensayos con otros personajes como que quedó".

"Esto no fue todo pues luego de conseguir el papel, se presentó un segundo gran obstáculo para la actriz, esta vez durante las grabaciones de la ficción. En la misma conversación, ella reveló que no pudo disfrutar del éxito de la telenovela, debido a su cansancio por las extensas jornadas de grabación".

"En ese momento estábamos grabando un promedio de 18 horas al día, sábados y feriados, de pronto empieza este ‘boom’ porque ya la estaban dando afuera y empieza la locura, pero nosotros clavados grabando, empezábamos a sentirlo. Estábamos cansadísimos, fue un año y diez meses, los últimos meses estábamos casi al aire y había que grabar a la hora que fuera, el descanso era poco, no dormía bien".

Con información de tvazteca.com