Entretenimiento

Arriba Guate: Lucerito Ochoa transmite las raíces guatemaltecas por medio de sus obras

Publicado

el

Foto: Yohana Gonzáles Calel
La acuarelista es una artista emergente que se dedica a plasmar la cultura guatemalteca mediante obras en acuarela.

Alma Lucerito Ochoa Say, de 29 años, originaria del municipio de La Esperanza, Quetzaltenango, es la única mujer actualmente como acuarelista en este departamento y de las pocas en Guatemala.

Este año la guatemalteca destacada será reconocida por sus obras en el encuentro de la “Primera Recopilación de Arte de Mujeres Mesoamericanas” donde participan artistas y artesanas de México hasta Panamá. También expondrá obras de su primera colección “Rizomas del Alma” con las cuales logró este premio.

Además en junio del próximo año por primera vez expondrá cinco piezas de tradiciones quetzaltecas en Phoenix, Arizona, Estados Unidos, por medio de la asociación de guatemaltecos "Así es Guatemala" que la conforman compatriotas residentes en dicho país.

Sus inicios de la acuarelista

Ochoa Say quien es descendiente Maya K'iche' desde pequeña le llamó la atención el dibujo y siguiendo los pasos de su hermano mayor a quien veía hacerlo. Recuerda que llenaba cuadernos de caricaturas, anime y personajes de televisión. "Se me daba muy bien y fácil las artes plásticas y manualidades" comenta Ochoa.

Pero fue hasta que entró a la carrera de arquitectura en la Universidad de San Carlos de Guatemala del Occidente donde en la actualidad tiene pensum cerrado, fue ahí que descubrió su talento en la acuarela pues comenzó a mejorar la técnica de su uso.

La firma de Lucerito Ochoa es Kotz' i' j que significa flor, en K'iché
La acuarelista comenzó a realizar sus obras con un autorretrato

El momento cúspide

A raíz de la pandemia fue el momento exacto donde dejó sus inseguridades y comenzó a realizar rostros de personas pues le llamaban la atención y su mamá doña Justa Say, de 58 años, le pedía uno de ella.

Fue entonces que decidió realizar su colección de 15 piezas "“Rizomas del Alma”, "Comencé con autorretrato y luego viene la idea de mi familia y principalmente a las mujeres, más allá de belleza física mostrar sus valores, actitudes, de todo lo que conforman" comenta Ochoa.

Tres de su primera colección Girasol (mamá), Bougainvillea (mamá de una fotografía de joven) y Tulipanes (abuela)

A cada una de las obras donde se encuentran mujeres de su familia las representó con una flor. Pero no solo eso resalta sino sobre la cultura, tradiciones, comunidad lingüística, herencia de sus raíces, entre otras.

Más proyectos

En la actualidad realiza una segunda colección que llamará "Memorias de un Jazmín", la cual va a tratar de los recuerdos de su familia, de su pueblo, de toda la cultura guatemalteca, entre otros temas.

Esencias de Lucerito Ochoa

Lucerito Ochoa menciona que su mamá esta muy contenta por sus logros y que incluso las dos no pensaron que una pasión llegara tan lejos, "Las artes no son tomadas muy en serio, en mi familia el talento coincide con el don y la oportunidad para tener un éxito garantizado, y sin duda hay un esfuerzo".

Lucerito Ochoa con su mamá Justa Say Melecio, de 58 años.

Sueños cumpliendo y por cumplir

La primera parte del primer proyecto fue salir internacionalmente, pero que desea ir a otros países para conocer culturas y considera que es bonito cuando el arte permite trascender. "Hay personas afuera que reciben el mensaje de mantener la cultura a través del arte para sentirse orgullosos de lo que son, tenemos una grandeza para cultivar y transmitirlo a través de nosotros." concluyó.

El mensaje para los guatemaltecos

"Principalmente es proponernos a transmitir nuestra cultura, sentirnos orgullosos de nuestras raíces y aprender de nuestra historia; de no olvidar de dónde venimos y conocer sobre la lucha de los pueblos originarios para tener su cultura intacta y milenarias que no permitimos perder y protegen si es necesario con la vida porque es irrepetible y tenemos una sola vida"

"Tenemos que hacer nuestros sueños realidad porque es posible con esfuerzo y tocando puertas para que un día se de la oportunidad para que vengan las alas que nos permitirán volar".

"Mi ideología es seguir esparciéndome como ceniza"