Publicado

el

Eduardo Yáñez celebra 40 años de carrera artística en la que ha vivido de todo, pues a la par de que disfrutaba del éxito, era arrastrado por los excesos que ahora en exclusiva comparte con Ventaneando.

"Sí toqué fondo fuertísimo. Acabé tomando loción para afeitar con agua, a ese grado llegué. Me vi en el espejo lleno de venas hinchadas, mi cuerpo hinchado, no podía ir al baño; mis órganos estaban irritados de tanto beber".

"Ese fue mi momento del cambio, estaba seguro de que eso no quería para mí. Yo venía de ser jugador de futbol americano, exitoso, empecé a actuar y me fue bien, pero traía arrastrando mucho de mi vida personal".

Ese pasado turbulento y doloroso incluyó abuso, aunque el actor prefiere no ahondar en el tema.

"En ese momento tú crees que Dios te debe algo… ¿te lo debe Dios? No tenía por qué ser así. No voy a ahondar en esas cosas porque he aprendido a dejarlas, no están en mi presente. No quiero hablar de eso de manera profunda".

Eduardo Yáñez habla del distanciamiento de su hijo

En torno a la complicada relación que mantiene con su hijo, Eduardo admite que ha decidido mantenerse alejado de él y esta es la razón.

"Viví años felices con mi hijo, creo que llegaron a su término. Él puso un límite, yo no me pude acostumbrar, pero lo tuve que entender. Los dos somos más felices separados, cada quien por su lado. Lo amo, es mi hijo, le deseo la mejor de las suertes, pero lejos de mí".

Y habló del pleito legal que enfrenta con Tere Anaya, la heredera de Ernesto Alonso, por el departamento que habitó a su mamá y que pertenecía al reconocido productor.

Ese caso está con abogados… me han prohibido que dé más información al respecto

Eduardo está enfocado en su próximo proyecto titulado Mi Tío, donde sorprenderá al encarnar a una mujer. La serie será estrenada el 25 de marzo en América Latina y Estados Unidos.

Con información de tvazteca.com

Publicidad
Haz clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.