Publicado

el

El primer domingo de mayo tiene lugar una fiesta de la Orden de Predicadores, donde se bendicen en la misa de este día las rosas llamadas del Rosario, en recuerdo a los misterios que compone la oración del Santo Rosario. 

La procesión con la réplica de la Virgen del Rosario fue acompañada por decenas de fieles quienes iban rezando el rosario durante el recorrido. El color blanco predominaba en el traje de las damas ya que se trata de una festividad, mientras que los caballeros portaron a la Virgen con traje oscuro. 

Esta actividad trajo a las calles de vuelta las tradicionales procesiones festivas, que tienen su propia identidad ya que van acompañadas de música festiva y sones guatemaltecos. En mayo tienen lugar varias procesiones dedicadas a diferentes advocaciones de la Virgen. 

En el adorno del anda se hizo un homenaje al personal médico por su lucha contra el coronavirus, a los pies de la imagen de la Virgen iba el símbolo de los galenos, el caduceo de Mercurio, compuesta por una vara alada con dos serpientes entrelazadas, en color oro y plata, así como un estetoscopio.