Publicado

el

Los trabajos de reparación de la carretera por el hundimiento culminaron después de 57 días, por lo que ambos carriles fueron habilitados.

Vecinos que viven a inmediaciones del kilómetro 15 de la ruta al Pacífico se alarmaron el pasado 13 de junio, ya que escucharon varios retumbos y percibieron movimientos en el suelo.

Luego se dio a conocer por parte de la PMT de Villa Nueva, sobre una grieta que se hizo visible en ese punto, misma que atravesaba ambos carriles de la carretera y a las pocas horas se originó una caverna lo que provocó el cierre de la vía completa.

El 18 de junio las autoridades decidieron verter 1 mil 100 metros cúbicos de concreto líquido, pero debido a las fuertes lluvias se lavó en cuestión de horas, mientras que el socavón cada vez se hacía más grande.

El 27 de junio dieron a conocer sobre los estudios que realizaron, e identificaron que el problema se originó debido a que un colector había colapsado y existían cavernas en el subsuelo.

Debido a que ese lugar es una de las arterias principales más transitadas, miles de conductores sufrieron las consecuencias del bloqueo, ya que se demoraban de dos hasta cuatro horas en el tráfico para llegar a sus diferentes destinos.

Dentro de las posibles soluciones que dio a conocer el Ministro de Comunicaciones, fue la compra de dos puentes Bailey, pero no fueron efectuadas.

El pasado fin de semana terminaron de rellenar el socavón, y COVIAL  se encargó de la aplicación del asfalto.

Siendo la madrugada de este lunes a las 5:30 horas el momento en que los automovilistas volvieron a utilizar el tramo carretero, tanto de norte como a sur, sin ninguna complicación.