Publicado

el

De esta manera fueron recibidos los cuerpos de las gemelas Isabela y Natalia ambas de apellidos Melini Hernández, de 4 años de edad, al momento en que llegaron al cementerio municipal de Mixco.

Llantos, dolor, tristeza y pesadumbre, sin consuelo humano que pudiera fortalecer a los familiares de las dos pequeñas fallecidas, a quienes le dieron el último adiós antes de ser sepultadas.

La madre sostenía dos muñecos uno en cada mano, los cuales eran los favoritos de sus hijas mismos que los dejó en sus féretros.

Desconcertada y sin creer aún que ya no volvería a ver a sus niñas, la mujer caminó hasta la tumba, lugar donde se despidió de las gemelas entre llantos y al lado de sus hermanos.

Rocío Hernández,  mencionó que la abuela de las pequeñas le ha dejado mensajes para darle a conocer, que sacará a sus nietas de ese cementerio para llevárselas a otro sitio, por lo que tiene temor a que cumpla sus palabras.