Publicado

el

El asesinato de una mujer dentro de una iglesia evangélica ha consternado a Honduras. El hecho se registró la noche del viernes en el Barrio La Cañada del Ganado en Talgua, municipio de Salamá, en el departamento de Olancho.

La fémina, de nombre Irma Aracely Solís Meza (40), se encontraba participando de un culto cuando de repente, fue atacada a balazos por su expareja quien, enfurecido, descargó el arma de fuego contra el cuerpo de la víctima, causando su muerte de inmediato.

El repudiable acto quedó grabado en video, pues la congregación se encontraba transmitiendo el servicio religioso a través de su cuenta de Facebook.

Por medio del Facebook Live del ministerio cristiano “Palabra viva”, se observa el momento en el que las personas estaban cantando, orando y disfrutando del tiempo de adoración, todo transcurría normal. Sin embargo, el momento de conexión con Dios se vio interrumpido por las múltiples detonaciones de arma de fuego, las cuales generaron el pánico colectivo segundos después.

En una parte del video también se observa al sujeto huyendo del lugar, vistiendo con ropa oscura y llevando sobre sus hombros una mochila y el arma homicida en la mano.

Mientras tanto, las mujeres, hombres y niños que se encontraban dentro del recinto religioso corrían y gritaban desesperados ante los acontecimientos.

El portavoz de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Cristian Nolasco, informó que el individuo ya tenía un proceso por agresiones contra la ahora occisa, e incluso, se le había dictado medidas de alejamiento.

“Ya estaba en proceso de audiencia, con medidas cautelares y precautorias, lamentablemente en estas aldeas de Olancho no se logran ejecutar estas normas o medidas interpuestas”, detalló.

Celos y violencia

Nolasco detalló que de acuerdo a las investigaciones, la pareja había convivido durante aproximadamente 20 años en matrimonio y había comenzado un proceso de divorcio desde hace tres años.

Por el momento, el hombre, que no fue identificado, está siendo buscado por las autoridades para que responda por el crimen.

Con información del Heraldo.