En TV Azteca Guate estamos listos para transmitir el Mundial

Lo más reciente

Publicado

el

La noche del pasado martes y madrugada del miércoles en la Aldea Concepción, Colmenas, Cantón Ojo de Agua, Villa Canales, familiares de una joven de 23 años vivieron momentos de dolor,  luego de localizarla muerta con varias heridas provocadas por un hacha en su cabeza en su habitación, mientras su pareja fue localizada muerta colgada en una de las vigas de la vivienda, mientras su hija de tres años estaba dormida en la cama de sus padres, sin saber lo que había ocurrido. 

Video ADS

Una de las tías de la víctima asegura que era una mujer trabajadora y responsable y que de esa forma son los últimos recuerdos que tienen de Vanessa Gómez García, quien trabajaba en un depósito, además de cuidar de su hija y al oficio doméstico. 


 "Ella era mi sobrina, era una buena muchacha, se dedicaba a trabajar y a sacar adelante a su hija, pero gracias a Dios le pedimos que la niña se quedara con mi hermano que Dios le dé muchas bendiciones, donde quiera que se encuentre, que cuida a su bebé porque ya nunca... fue una madre para su hija", indicó la tía de la víctima.

Gómez tenía el propósito de bautizar a su hija de 3 años, pero todo ello fue interrumpido tras su asesinato. A pesar de ello los familiares comentaron que se llevará a cabo dicho bautizo en memoria de ella. 

"Ella solo lo que tenía dicho que supuestamente ella tenía que bautizar en esta navidad a su hija, porque no la tenía bautizada. Ya ese propósito quedó hecho y se va hacer, se va a hacer ahorita para este mes después de los 40 días de ella, va a ser el bautizo de la bebé". 

Del asesinato los familiares no quieren dar muchos detalles, porque aseguran que ya mucho se ha especulado del tema, por lo que se sienten molestos. 

"Lo que nosotros como familiares no nos gustó eso es de que supuestamente en las noticias decían una cosa y otras noticias decían cosas que no eran, se vieron cosas muy horrorosas en las noticias y en los teléfonos y eso fue lo que verdaderamente no nos gustó".

La pareja de Gómez no fue velada en el mismo lugar, además la menor quedó a cargo del abuelo, quién la reconoció en su momento como hija, pues él ahora fallecido no quiso darle su apellido como padre biológico.