En TV Azteca Guate estamos listos para transmitir el Mundial

Lo más reciente

Internacionales

América Latina marca un millón de muertes por COVID-19

Publicado

el

El COVID-19 ha matado a 1 millón de personas en América Latina y el Caribe, según un recuento de Reuters, y la pandemia ha empeorado en la parte del mundo con la tasa de mortalidad per cápita más alta.

Entierro de una víctima de COVID-19 en México. Foto: REUTERS

La mayoría de las muertes, más de 446.000, han ocurrido en Brasil, que tiene el segundo brote más letal fuera de Estados Unidos. Brasil sigue siendo el tercer país más afectado del mundo en casos, solo detrás de India y Estados Unidos.

Desde las polvorientas tierras altas de Bolivia hasta la metrópoli brasileña de Sao Paulo, la pandemia ha inundado los sistemas de salud con fondos insuficientes después de extenderse rápidamente a través de naciones donde muchas personas sobreviven al día y no han podido ingresar al encierro.

En Perú, uno de los países más afectados de la región, pacientes con COVID-19 han muerto en los atestados pasillos de los hospitales de la capital, Lima. En lo profundo de la selva amazónica de Brasil, muchos residentes de la ciudad de Manaus han muerto en sus hogares sin oxígeno para llenar los pulmones dañados, luego de que se agotaron los suministros este año.

Con una caída de casos en Europa, Asia y América del Norte, y un nivel estable en África, América del Sur es la única región donde las nuevas infecciones están aumentando rápidamente sobre una base per cápita, según Our World in Data. Aunque la India está luchando actualmente contra uno de los peores brotes de la pandemia del mundo.

En promedio, en mayo, el 31% de las muertes por COVID-19 en el mundo se produjeron en América Latina y el Caribe, hogar de solo el 8,4% de la población mundial.

Los médicos y epidemiólogos dicen que la pandemia de coronavirus tomó por sorpresa a los gobiernos que no estaban preparados el año pasado y que su impacto se vio agravado por los líderes que minimizaron su gravedad y no pudieron asegurar el suministro oportuno de vacunas.

Los ocho países principales que registraron la mayor cantidad de muertes por COVID-19 per cápita durante la última semana fueron todos de América Latina.

Con el número de muertos en constante aumento, los sepultureros en varios países se han visto obligados a ampliar los cementerios con una fila tras otra de nuevas tumbas. En una ruptura con la cultura tradicional predominantemente católica de la región, los muertos a menudo son enterrados con pocos o ningún pariente allí para despedirse.

La mayoría de las muertes, más de 440.000, han ocurrido en Brasil, que se convirtió en un epicentro de coronavirus este año con el segundo brote más letal fuera de Estados Unidos, aunque parece probable que India lo supere pronto.

El gobierno del presidente brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro, un escéptico de las vacunas y opositor a los cierres, está siendo investigado por una comisión parlamentaria por no planificar una campaña nacional contra el COVID-19 y no comprar vacunas a tiempo.

Brasil sigue siendo el tercer país más afectado del mundo en términos de casos confirmados de COVID-19, solo detrás de India y Estados Unidos. Tiene el mayor número de muertes en la región, seguido por México y Colombia, que juntos representan alrededor del 74% de todas las muertes en América Latina.

La cifra diaria de muertos en América del Sur se redujo en mayo a 3.872, desde un promedio de 4.558 personas en abril, según un análisis de Reuters. Pero los casos están aumentando nuevamente y las muertes son un indicador rezagado, que generalmente aumenta semanas después de un aumento en las nuevas infecciones.

Las vacunas en América del Sur van a la zaga de gran parte del mundo. En América del Sur, solo el 15% de las personas han recibido al menos una dosis en comparación con el 28% en Europa y el 34% en América del Norte. Solo Asia y África están por debajo del 5% y el 1%, respectivamente, según Our World in Data hasta el 19 de mayo.

Lea también: Adultos mayores reclaman por mejor atención en centros de vacunación

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha criticado las "flagrantes brechas" en el acceso a las vacunas COVID-19 en América Latina, en comparación con Estados Unidos, que ha tenido la mayor parte de los 400 millones de dosis administradas hasta ahora en las Américas.

Los suministros de vacunas han tardado en llegar a la mayoría de los países y los programas de vacunación se han desorganizado en algunos.

Con información de Reuters