Internacionales

Haitianos esperan impacientemente ayuda tras el devastador terremoto

Publicado

el

Una multitud hambrienta se reunió afuera de un aeropuerto en el sur de Haití el miércoles  cuando las personas que quedaron sin hogar por un terremoto que mató a unas 2.000 personas expresaron su enojo porque la ayuda del gobierno tardó en llegar cinco días después del desastre, dejando a muchos sin comida y agua.

El primer ministro Ariel Henry, que voló para visitar la ciudad más afectada de Les Cayes en el suroeste de Haití poco después del terremoto de magnitud 7,2 del sábado (14 de agosto), elogió la dignidad mostrada por los sobrevivientes y prometió una rápida escalada de ayuda.

Pero después de otra noche de lluvias, los residentes de Les Cayes, incluidos los que acamparon en una ciudad de tiendas de campaña en pleno crecimiento en el centro de la ciudad, se quejaron de la escasa ayuda en el terreno.

Decenas de personas se presentaron en el aeropuerto local para pedir comida después de que llegara un helicóptero con suministros, según un testigo de Reuters. La policía intervino para permitir la salida de un camión que transportaba ayuda.

Las personas heridas tras el terremoto de magnitud 7,2 del sábado se ven en las camas de un hospital debajo de una carpa en el hospital Ofatma luego de que sufriera daños estructurales, en Les Cayes, Haití. Foto: REUTERS / Ricardo Arduengo

Haití , el país más pobre de América, todavía se está recuperando de un terremoto de hace 11 años que mató a más de 200.000. La última calamidad se produce poco más de un mes después de que el asesinato del presidente Jovenel Moise el 7 de julio sumiera al país en una confusión política.

Jerry Chandler, director de la Agencia de Protección Civil de Haití , que maneja la respuesta de emergencia, dijo que estaba consciente de que la ayuda aún no había llegado a muchas comunidades, pero dijo que los funcionarios estaban trabajando duro para brindar apoyo y pidió paciencia.

Había al menos 600.000 personas que necesitaban asistencia humanitaria y 135.000 familias desplazadas, dijo Chandler, y agregó que el objetivo era entregar ayuda a todos los necesitados en una semana.

Una mujer lava utensilios de cocina en un estadio utilizado como refugio para los residentes que fueron evacuados de sus hogares dañados después del terremoto de magnitud 7,2 en Les Cayes, Haití. Foto: REUTERS / Henry Romero

En un esfuerzo por evitar lo que dijo fue una respuesta confusa al terremoto de 2010, el gobierno de Haití envió una lista de necesidades humanitarias a los socios y está clasificando la ayuda internacional a medida que llega para distribuirla a los más necesitados, dijo Chandler.

En la ciudad de tiendas de campaña en rápida expansión en Les Cayes, los residentes pidieron desesperadamente ayuda. Los trabajadores humanitarios también han advertido sobre los riesgos de enfermedades transmitidas por el agua, como el cólera.

Milford y otros se quejaron de que carecían incluso de los tipos de ayuda más básicos, como alimentos, agua potable y refugio de la lluvia. Los tanques de agua potable fueron destruidos durante el terremoto, lo que afectó las reservas, dijeron las autoridades.

Lea también: Haitianos lucha por rescatar a los sobrevivientes de las ruinas del gran terremoto

Países latinoamericanos como Chile, Colombia, República Dominicana, México, Panamá y Venezuela también han enviado alimentos, medicinas y suministros, y Taiwán, que tiene relaciones diplomáticas con Haití, también envió rápidamente ayuda. Las autoridades puertorriqueñas dijeron que enviarían más socorristas y médicos que se esperaba que llegaran el miércoles.

Con información de Reuters.